PERIODONCIA Y CIRUGÍA PLÁSTICA PERIODONTAL

La periodontitis se refiere a los problemas de las encías y el hueso que sostiene los dientes. Cada diente está enclavado en el hueso, unido fuertemente por una serie de estructuras que garantizan su fortaleza y correcto funcionamiento. En ocasiones, las estructuras que rodean y soportan al diente, se ven afectadas, lo cual desencadena un proceso degenerativo continuo, que progresa lentamente, hasta llegar a un estado avanzado en el que el diente termina por perderse.

Podemos diferenciar dos fases de la enfermedad periodontal, la GINGIVITIS y la PERIODONTITIS.

La GINGIVITIS consiste en la inflamación de las encías, que se asocia al sangrado y enrojecimiento de las mismas, pero sin existir una afectación irreversible de los tejidos de soporte dental. El tratamiento de la gingivitis se basa en una limpieza dental exhaustiva, combinada con técnicas de cepillado para el control de la higiene bucal. Si la gingivitis no es controlada, evolucionará a periodontitis.

La PERIODONTITIS consiste en una inflamación del tejido de soporte dental asociado a la destrucción de tejido, considerándose un proceso irreversible. La pérdida gradual de tejido óseo implica un aumento de la movilidad del diente que evoluciona hasta la pérdida del mismo. Dependiendo de la evolución de la periodontitis varía el tratamiento, desde una primera fase que consiste en el raspado y alisado radicular para la eliminación de sarro y placa bacteriana, hasta la necesidad de realizar cirugías periodontales en los casos de mayor gravedad. Para el control de la periodontitis, es imprescindible la realización de mantenimientos periodontales de forma periódica para el control de la placa bacteriana. Los intervalos entre estos mantenimientos periodontales los marcará el profesional, ya que dependiendo el paciente puede variar entre 3 meses a 1 año.

Existen múltiples causas que implican el desarrollo de la enfermedad periodontal, entre los que destaca la predisposición genética, el tipo de bacterias presentes en boca y su agresividad, la edad, el estrés, el tabaco, la alimentación, determinados fármacos, la diabetes, alteraciones hormonales, embarazo y factores locales como apiñamiento dental y trauma oclusal.

En algunos pacientes también podemos encontrarnos problemas de engrosamiento de las encías, dientes cortos, sonrisa gingival, o niveles asimétricos de encía, lo cual afecta a la estética de la sonrisa. Mediante técnicas de cirugía plástica periodontal, es posible recontornear y reposicionar el margen de la encia a la altura necesaria. La cirugía plástica periodontal es considerada parte de un tratamiento multidisciplinar, imprescindible en muchos casos para lograr el éxito de nuestros tratamientos.

Copyrights 2015, CesDental (cr new dental smile sll). Todos los derechos reservados